Make your own free website on Tripod.com

TRANVIAS PORTEÑOS

Tranvias tipo Vail

Home
Accidente en el Riachuelo
Cerveceros BAyQ
Clasicos del Puerto
Eléctricos del Sud 4 ejes
Lacroze clásicos
Lacroze suburbanos
Los Dick Kerr Anglo
Los UEC 1600 Anglo
Tranvías Belgas Anglo
Tranvías Caseros Anglo
Tranvías CATITA 36-40
Tranvías CATITA PCC
Tranvias tipo Vail
Tranvias tipo Tassara
Tranvias tipo Estomba
Tranvias tipo F.M.
Tranvias del Urquiza


El tranvía VAIL fue una acertada creación de la CTCBA.


Un Vail de 36 asientos en la línea 52 en Villa Obrera - Lanús.


Un Vail de 32 asientos con lunetas en las ventanillas en la línea 20.

La longevidad del parque tranviario porteño se hizo evidente a comienzos de los años cuarenta, cuándo se hiciera cargo de la inmensa red tranviaria la Corporación de Transportes de la Ciudad de Buenos Aires (CTCBA), ente multinacional que regiría sus destinos por los proximos diez años.
Por ello en 1944 comenzó en los talleres anexos de la estación de tranvías "Vail" el recarrozado de viejas unidades a un nuevo diseño, marcando el inicio de una tendencia que seguiría hasta el final del tranvía porteño: el cambio de carrocerías sobre los viejos "trucks" originales.
Hubo dos modelos principales de coches "Vail", los de 8 ventanillas y 32 asientos de 8,77 metros de largo, y los de 9 ventanillas y 36 asientos de 9,67 metros de longitud. 
Dentro de éstos también algunas variantes de coches con ó sin puertas plegadizas en las plataformas, y pisos en desnivel o al mismo nivel de éstas. Esto se debía a que las carrocerías se adaptaban a las de los antiguos coches que reemplazaban, y por ende también adoptaban las primitivas numeraciones, por lo que las series no respetaban un orden correlativo y resulta difícil discernir la cantidad real que hubo de "Vail".
Originalmente llevaron el color amarillo marfil con una banda marrón bajo las ventanillas, y al promediar los años 40 el logotipo característico de la CTCBA.
El "Vail" fue el primer intento de la CTCBA y el resultado fue un tranvia de diseño austero pero robusto y duradero, muchos llegaron al final del servicio tranviario en 1963, con el color aluminio y el emblema nacional con los colores celeste y blanco.


Logotipo de la Corporación de Transportes.